12 años sin Cabezas : El Periodista en su Laberinto

El hombre que camina despreocupado hacia nosotros por la playa de Pinamar es Alfredo Yabrán, y está muerto. Se suicidó. Dicen que por culpa de esa foto. “Es como un disparo entre los ojos” dicen que dijo. El hombre que la tomó es José Luis Cabezas, y también está muerto. Lo mandó a matar Yabrán, dicen que por esa foto. ¿Una fotografía vale dos vidas?

José Luis Cabezas hizo visible el rostro de un hombre cuya fortuna creció en las sombras, tal vez porque el entramado político, financiero y delictivo que la hizo posible no toleraba la luz. Alfredo Yabrán lo mandó asesinar para demostrar un poder refractario a la mirada de los demás, para mantenerse oscuro. ¿Qué exhibió cada uno?

Dicen que Alfredo Yabrán fue un empresario. “Un humilde cartero”, se definió. “El poder es impunidad”, se definió. Los compañeros de José Luis Cabezas dicen “No se olviden. No olvidamos”. “Es un hombre”, dicen. ¿Qué valor tiene una vida?

Texto de Miguel Gaya

Si queres seguir leyendo 12 años sin Cabezas : El Periodista en su Laberinto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: