¿Qué calibre tiene una máquina de escribir?

En un día de Reyes hace 31 años, Rodolfo Walsh dirigía uno de sus documentos críticos a la conducción de Montoneros. Más allá de que serían desoídos de modo suicida por la organización armada, en la construcción de esos textos políticos y en otros personales brillan el talento y la lucidez de un intelectual de aquella época, que además de debatir ponía en juego la vida por sus ideas.

Por: Román García Azcárate

 

LA COHERENCIA DEL CHE. Walsh apostó su vida y su obra a una causa esencial.

foto = new Galeria( document.images[“Foto”], Array(‘/2008/01/07/thumb/rw1.jpg’), document.getElementById(“FotoEpigrafe”), Array(‘LA COHERENCIA DEL CHE. Walsh apostó su vida y su obra a una causa esencial.’), document.getElementById(“vinculoFoto”), Array(‘808281’), document.getElementById(“numeroFoto”) ); foto.setFoto(0);“En la práctica sucede que nuestra teoría ha galopado kilómetros delante de la realidad. Cuando eso ocurre, la vanguardia corre el riesgo de convertirse en patrulla perdida”, advertía desde la clandestinidad Rodolfo Walsh a una conducción montonera que él veía soberbia y lectora equivocada de los hechos.En los nueve meses que llevaba en el poder, el autodenominado Proceso de Reorganización Nacional había alumbrado una represión que superaba entonces cualquier registro histórico en este país. La mayor organización armada peronista, cuyas filas integraba Walsh, había sufrido pérdidas que amenazaban ya con extinguirla. Ardía el varano de 1977.

Victoria, hija del autor de Operación masacre y Quién mató a Rosendo, era una de aquellas bajas. “Me gustaría verte sonreir una vez más”, le escribió Walsh demasiado tarde. “No podré despedirme, vos sabés por qué. Nosotros morimos perseguidos, en la oscuridad. El verdadero cementerio es la memoria. Ahí te guardo, te acuno, te celebro y quizá te envidio, querida mía…”

Balas cultivadas

“Ya no me callo más”, había sentenciado Walsh, empezando a cuestionar cada vez más la hermética conducción militar de Montoneros, su abandono de la política. “La situación de las masas es de retirada para la clase obrera, derrota para las capas medias y desbande en sectores intelectuales y profesionales”, describía con dolor y -a medida que el cerco se cerraba- probablemente miedo.

También había caído otro intelectual muy amigo suyo, muy poeta, Paco Urondo.

“Las masas no son un espacio seguro para nosotros -reconocía Walsh en aquel verano final-. “Lo perdimos por nuestro error.”

Y son sus palabras lo que tiene sentido seguir escuchando: “Ellos -habla del ejército regular y quienes lo movían- avanzaron en lo militar y también en lo político. Nosotros retrocedemos en ambos campos. Y esto porque sin la política no era posible avanzar. Hay que admitirlo así aunque duela.”

“Criticamos el militarismo, pero todo el documento (de la conducción) parece la receta para que un ejército rompa el cerco de otro y luego lo derrote. Hay que ser más modestos.”

De lo último, es difícil saber qué escribió a máquina como el resto de su obra. Aún hoy, sin embargo, no caben dudas de que sus conceptos, sus temas, su literatura, son de un calibre mayor y único.

“Creemos que para el pueblo existen los muchachos, los montoneros, antes que Firmenich.”

Murió convencido de su causa. Acribillado a tiros, con un arma en la mano. De las otras. Walsh, que había escrito a sus jefes “Acá el problema es político y el lenguaje militarista no sirve. Es un grave error olvidar que ésta es una lucha política.” Y que les recomendó honradamente terminar la guerra y dejar que el poder gobernante cargara con la responsabilidad de su exterminio.

Este miércoles 9 habría cumplido 80 años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: