Don Isaac Newell


Don Isaac Newell
Originally uploaded by EL ROSARINO

Don Isaac
Hijo de Joseph Savage Newell y de Mary Ann Goodger, nace en Strood Condado de Kent en Taylor´s Lane, Inglterra, el 24 de Abril de 1853, Isaac Newell, aquél gran impulsor y visionario que años más tarde viviría una época de prestigios a kilómetros de su lejana patria, más precisamente en nuestro país, en la ciudad de Rosario.
Pero la historia de este inglés comienza en nuestro país a partir del año 1869 cuando con 16 años de edad desembarca en Rosario tras dejar su país natal y embarcarse hacia la basta región de Sudamérica. Ese espíritu arremetedor y aventurero lo llevaría hacia los contactos de su padre entre los que se encontraba nada menos que Guillermo Wheelwright administrador del FCCA quien sería tutor del joven y le brindaría hospedaje en su nuevo lugar de residencia.


Pero no fue sino con el paso del tiempo que Isaac ingresa como aprendiz de telegrafista en la refulgente empresa dirigida por su nuevo protector. A su vez comenzaría haciendo sus primeras armas como hombre de gran culto en el colegio ubicado en las calles Entre Ríos entre San Lorenzo y Urquiza. Cuatro años más tarde, ya radicado en Villa María a causa de su carrera como telegrafista en el ferrocarril, retorna a Rosario tras el fallecimiento de Wheelwright y retoma sus estudios en contabilidad e inglés al mismo tiempo que conoce a quien fuese la mujer de su vida, Anna Margreta Jockinsen. Tres años después, en 1876, contrae matrimonio y se gradúa en inglés dos años más tarde junto a su esposa. Pero su pasión ya declarada por la enseñanza lo lleva a tomar a cargo el Colegio Anglicano en Urquiza y Paraguay donde se desempeñó hasta 1883. Al año siguiente y con 31 años de edad instala su propio establecimiento educativo en la residencia de Guillermo Wheelwright y al que bautiza con el nombre de Colegio Anglo Argentino donde se impartía la enseñanza primaria así como la comercial. Su visión y sus ansias por la formación lo llevan a constituir el primer cuerpo de profesores.
Isaac ya había llevado una vida dedicada a la educación y se había consagrado como hombre de honor para esa época, pero lamentablemente para 1900 acusa una grave enfermedad de la que no pudo reponerse y la cual lo obliga a retirarse de sus tareas al frente del Colegio por lo que toma su puesto su hijo, Claudio L. Newell, sin embargo su intenso afecto al deporte se manifiesta de manera tal que solo tres años más tarde, en 1903, cuando su hijo decide la fundación del Club Atlético Newell´s Old Boys, una Asociación Civil sin fines de lucro dedicada a todos los diversos deportes y que sería fundada en su honor. Años más tarde tras la enfermedad contraída Isaac Newell fallece a los 54 años de edad un triste 16 de Octubre de 1907. A pesar de tan lamentable hecho ese sería uno de los puntos iniciales que darían inicio a una institución con más de un siglo de vida y que conoció de los más altos honores además de contraer cientos de miles de adeptos por el país y el mundo, una larga trayectoria quizá impensada para aquél inmigrante inglés.

Nace el club
En los últimos años de vida de Isaac ya se hacía muy evidente su pasión por un nuevo y atractivo deporte que empezaba a llegar de a poco a cada rincón de la ciudad, el “foot-ball”, o su traducción pelota al pie, era ya popular entre los tantos inmigrantes que de a poco lo fueron contagiando. El Colegio Anglo Argentino no escapaba a esta peculiar disciplina que comenzaba a gestar entre sus estudiantes un particular fanatismo.
Ya por 1903 como fruto de este deporte que acrecentaba su popularidad el colegio gozaba de tremendas exhibiciones entre los períodos de recreo en los cuales los patios eran testigos mudos de cuanto partido surgiera. A tal efecto, y aunando esfuerzos tras una idea de Claudio L. Newell, se convoca a una asamblea para definir los destinos de las actividades futbolísticas de la entidad, surge así la fundación de un club el cual se dedicaría a la “práctica de los diversos sports y en especial el foot-ball” y que representaría a la entidad educativa, la naciente institución llevaría el nombre de Club Atlético Newell´s Old Boys, inspirados en los deseos de quien fuera el mentor de aquél colegio que vió nacer con el tiempo la pasión por el deporte.

Los colores rojo y negro
Inicialmente el emblema distintivo del colegio había sido diseñado por Anna M. Jockinsen, Ernesto Edwards y por supuesto Isaac Newell y consistía en un emblema dividido en cuatro campos en el cual en la parte suprior izquierda de fondo negro se advertían las alas de Mercurio; en su lado derecho la lámpara de la sabiduría sobre fondo rojo; mientras que en su parte inferior se visualizaban la bandera inglesa a la izquierda y la argentina en el derecho.
Constituida así la insignia los alumnos vestirían una camiseta celeste y blanca a bastones verticales y con la bandera inglesa en su bolsillo. Pero tras la formación del club en 1903 se decide la creación de una nueva insignia que identificara la institución deportiva, en tal caso se hace alusión a los colores rojo y negro como consecuencia de las banderas inglesa y alemana respectivamente patrias natales de Don Isaac Newell y su esposa Anna Margreta Jockinsen. Seleccionados los colores el escudo quedaría formado de la siguiente manera de acuerdo con el Art. 3 del Estatuto del club: ” Los colores de la divisa del club serán rojo y negro por mitades y las casacas de sus representantes deportivos serán de los mismos colores.
El Apodo
En los primeros años de vida, y ya destacado por su actividad deportiva y sobre todo futbolística, el club recibe recibiría una invitación proveniente de la comisión de Damas de Beneficencia del Hospital Carrasco que por entonces combatía la enfermedad de Lepra. Tal invitación tenía como objetivo la realización de un partido a beneficio que jugarían las póstumas entidades futbolísticas de la ciudad, Newell´s y Central, tras la respuesta positiva de la comisión del club y la negativa centralista Newell´s se ganaría el mote de “Leprosos” sobrenombre que desde entonces identificó al club y su gente a través de más de cien años de historia.

Anuncios

2 comentarios

  1. Hola.
    Bueno, ahora tengo claro el origen de los colores, cosa que ignoraba.
    Gracias.
    Saludos.

  2. gracias por tu comentario Luciano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: